REPORTAN MUERTE DE RESES POR SEQUÍA EN SAUCILLO Y ROSALES.

En Ranchos de Saucillo y Rosales

Comienzan a manifestarse los efectos del estiaje –sequía prolongada- en los ejidos y ranchos ganaderos de los diferentes municipios de la zona centro sur, los cuales han cobrado la vida de algunas reses, debido a la falta de pasto y agua en estas áreas, coincidieron productores afectados.

Entre quince a veinte reses han muerto producto de la sequía que se vive actualmente en los ejidos y ranchos que se ubican en el municipio de Saucillo, de acuerdo al testimonio dado a conocer por Enrique Armando Acosta Hernández ejidatario de Santa Marta, quien dijo, “esta situación se está viviendo en todo el estado según sé”.

Acosta Hernández dijo que este fin de semana trajeron dos reses, las cuales se encontraban ya débiles por la falta de alimento y agua y las dos murieron, indicó, “y la muerte del ganado se está dando porque el año pasado no llovió y no se lograron las condiciones para que la situación fuera normal y el ganado sobreviviera”, dijo el entrevistado.

Lo mismo fue expresado en las redes sociales por productores de la región, donde  se solicita ayuda para los ejidos Casa Blanca de Rosales; El Rebalse, San Pedro, San Lucas y Loma de Pérez, quienes han hecho llegar a la autoridad la petición de apoyos, aseguró Alonso Limas.

Por su parte Carlos Castilla representante de la Secretaría de Desarrollo Rural, precisó “quien tenga algún problema por la sequía en el ámbito ganadero deberá de recoger evidencias del caso, hacer un oficio explicando la situacion y hacerlo llegar en primera instancia a la autoridad municipal a través de Desarrollo Rural, para que se haga del conocimiento del siguiente nivel de gobierno, de tal suerte que los tres niveles estén enterados, entre más rápido y explícito se exponga el asunto, se decidirá la inmediatez del apoyo”, comentó.

Mientras el secretario de Desarrollo Rural de Gobierno del Estado comentó que ya se tiene conocimiento de esta problemática que se está sufriendo en la zona centro sur, donde el invierno no fue tan húmedo como en el suroeste y noroeste del estado, “ya estamos preparando la estrategia con la que se habrá de apoyar a los afectados, sobre todo con maíz molido y algunas otras acciones”, dijo el funcionario estatal.

Se espera que la temporada de lluvias llegue en el siguiente mes del año y con ello se pueda recuperar la confianza, de que esta área vuelva a restablecerse para seguir con el pastoreo de ganado

Por favor síguenos y haz clic en Me gusta:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *